domingo, 11 de octubre de 2009

Café

Zapatillas doradas, ipods, bebés multiétnicos, vasos de plástico, perros más coquetos que sus dueños, leggins, bolsas de deporte (¿qué llevarán ahí dentro?), propinas, gafas de sol grandes, muy grandes, labios rojos, prisas, cámaras, instrumentos, un desfile que pasa ante mi cada mañana mientras me tomo un café al sol y flipo.
Primera entrega:







1 comentario:

Álex dijo...

a las personas que solo ven es difícil que les ocurra nada. Hay otra clase de gente, las que tambien tienen mirada a quienes puede transformasele un dia en especial. Este blog me lo demuestra.Sigue así, mirando un poco mas allá. Boliche.